Teléfono: +34 664 170 264
Facebook
La “X solidaria” para empresas
  • La inclusión en los PGE de la ‘X’ del Impuesto de Sociedades, supondrá que a partir de 2019 las empresas podrán destinar el 0,7% de su tributación con Hacienda a actividades de interés general consideradas de interés social.

Madrid, 6 de julio de 2019. El  Consejo Español para la Defensa de las personas con Discapacidad y/o con Dependencia (CEDDD) anuncia que entre las medidas recogidas en los Presupuestos Generales de Estado de 2018 (PGE), publicados en el BOE el  miércoles 3 de julio, destaca la X solidaria en el Impuesto de Sociedades. Las empresas podrán destinar un 0.7% de la cuota íntegra del Impuesto de Sociedades, a fines de interés social. Esta opción se sumará, a partir del 2019, al compromiso ciudadano de las personas que marcan la casilla 106 en el IRPF y que son casi 11 millones en nuestro país.

Las empresas tendrán también su oportunidad de ser solidarias, sin que tengan que pagar más. Todo ello contribuirá a mejorar las actuaciones a favor de la inclusión social y a llegar a más de 7 millones de personas en situación de vulnerabilidad. Se trata de un mecanismo similar al que opera actualmente en el caso del IRPF para los contribuyentes, con lo que en total, según los cálculos de Hacienda, podrán destinar unos 210 millones de euros, teniendo en cuenta que la cuota íntegra en 2015, última disponible, ascendió a 30.609 millones de euros.

Ahora que el Congreso de los Diputados ha dado luz verde a esta iniciativa, es necesario que se aborde el desarrollo reglamentario, a través de una Real Decreto que especifique los detalles de la propuesta. Además sería interesante impulsar acciones de sensibilización para que las empresas marquen esta nueva casilla y contribuyan a la sostenibilidad económica de la acción social del país.

En definitiva esta nueva “X solidaria social”, que se añade a la existente desde hace más de 30 años en el ámbito del Impuesto de la Renta, permitirá a las empresas que tributan por el Impuesto de Sociedades dedicar, siempre de modo voluntario, el 0,7 % del mismo a dotar una convocatoria anual que financiará programas sociales y de inclusión realizados por organizaciones sociales de ámbito estatal. Esto  va a permitir que estas entidades atiendan a más personas, desarrollen mayores redes de trabajo y lleguen más lejos en su construcción de una sociedad igualitaria.