X
Back to the top

ley de dependencia

Marc Subirón, asesor jurídico del CEDDD

El CEDDD apoya la ratificación del Convenio 189 de la OIT sobre Trabajo Decente para los Trabajadores Domésticos

El Consejo Español para la Defensa de la Discapacidad y la Dependencia (CEDDD) representado por su asesor jurídico, Marc Subirón Polo, ha participado está mañana en un evento online con motivo 10º Aniversario del Convenio 189 de la OIT sobre Trabajo Decente para los Trabajadores Domésticos, organizado por la Asociación Española de Servicios Personales y Domésticos (AESPD).

Durante su intervención, Subirón destacó la importancia cada vez mayor de los cuidados, especialmente por el envejecimiento demográfico que está experimentando España. En este sentido, el asesor jurídico del CEDDD señaló que desde la entidad se está trabajando ya para que las personas que trabajan en este ámbito tengan unas condiciones laborales que sean mínimamente acordes a los ODS de Trabajo Decente y Bienestar y Salud de la Agenda 2030.

Así, el asesor jurídico del CEDDD explicó que los cuidados en el domicilio se han intentado regular “de una forma poco clara”. Según señaló, en 2006 se incluyó en “la mal llamada Ley de Dependencia” el Servicio de Atención a Domicilio (SAD), mientras que hubo que esperar al año 2011 para que surgiera el Régimen de Empleadas del Hogar. Es entonces cuando surge el conflicto, al permitir esta última normativa un régimen especial de cuidados, como el acompañamiento fuera del hogar o ayudar a hacer ciertas rutinas, que hasta entonces eran funciones propias de las cuidadoras del SAD. “Que además la gran mayoría son mujeres”, apuntó Subirón.

Para el CEDDD, cuando la actividad de un trabajador viene regulada en el Régimen Especial de Empleados del Hogar, el trabajador no tendrá derecho a ciertas prestaciones que sí se regulan en el Servicio de Asistencia a Domicilio. Quizá las ausencias de prestaciones más notorias para las cuidadoras del Régimen Especial de Empleados del Hogar serían la ausencia de derecho de desempleo y la indemnización por año trabajado.

«La ratificación del Convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) es fundamental para avanzar en los derechos de los trabajadores del hogar»

En otro orden de cosas, en muchas ocasiones, las familias demandarán a las empleadas domésticas tareas propias de las cuidadoras y a las cuidadoras tareas propias de las empleadas del hogar. No hay mala intención por ninguna de las partes al pedirlo o al negarse, simplemente existe desconocimiento. Ello se suma también a que los costes de estos cuidados deben ser asumibles para las familias quienes tienen una capacidad de gasto reducida. Ello se puede conseguir mediante deducciones tributarias u otro tipo de incentivos similares.

En esta línea, el portavoz del CEDDD aseguró que el objetivo de la entidad “es en todos los casos la mejora de la calidad de vida de los usuarios”. Por ello, el CEDDD demanda una regulación flexible, “que pasa por la suscripción al convenio y la actualización del texto legislativo”, dijo. Y concluyó: “El CEDDD apoya la ratificación del Convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) porque es fundamental para avanzar en los derechos de los trabajadores del hogar, cuya situación muchas veces está infravalorada”.

Albert Campabadal en el Congreso de los Diputados

El CEDDD, en el Congreso: “La persona tiene que ser el centro de todo y ha de poder elegir”

El presidente del Consejo Español para la Defensa de la Discapacidad y la Dependencia (CEDDD), D. Albert Campabadal, compareció ayer ante la Comisión de Derechos Sociales y Políticas Integrales de la Discapacidad del Congreso de los Diputados, donde presentó el CEDDD como una entidad asociativa no excluyente, abierta y libre, plural, complementaria y alineada con la sociedad occidental del siglo XXI. “En nuestra defensa de las personas con discapacidad, de las personas en situación de dependencia y de las personas mayores nosotros pensamos que todos sumamos”, afirmó Campabadal, para luego añadir: “Dentro de la asociación tenemos entidades sin ánimo de lucro, con ánimo de lucro; entidades laicas y entidades confesionales; pensamos que lo público es necesario, que tiene que haber unos mínimos de asistencia pública para todo el mundo garantizados, pero también que la sociedad civil y la iniciativa privada son también buenas entidades para trabajar por la sociedad”.

Precisamente por ser una entidad “muy transversal”, señaló el presidente del CEDDD, “facilita que tengamos una visión muy amplia y extensa de la problemática que las personas con discapacidad y/o dependencia, y las personas mayores puedan tener”.

“Trabajamos con problemáticas de todas las edades e intentamos aportar soluciones”

Durante la comparecencia, Campabadal se refirió al CEDDD como una asociación sin ideología política, que defiende por igual al sector público y al privado; a la iniciativa social y el ánimo de lucro; que pone a las personas en el centro y apuesta por medir el impacto social, porque “lo que no es medible es difícil de gestionar”, argumentó. Una asociación que, además, cree en la tecnología para las personas, trabaja por la Accesibilidad Universal y los ODS de la Agenda 2030 y apuesta por la conciencia social, cívica y ética de la sociedad para garantizar los derechos de los colectivos que representa. “Trabajamos con problemáticas de todas las edades e intentamos aportar soluciones”, dijo Campabadal.

Así, entre otras demandas, el presidente del CEDDD reclamó a los diputados presentes en la comisión una Ley Nacional de Atención Temprana, con un reconocimiento y garantía de un derecho subjetivo a la atención temprana, que sea integral, universal, gratuita y pública, sin discriminación por nacer en una autonomía u otra. Según explicó, “cada autonomía ha ordenado el tema a su manera y muchas veces lo que pasa es que la atención temprana no es temprana, es tardía”.

A este respecto, Campabadal pidió trabajar también para que la persona cuidadora del niño o niña con discapacidad, que según apuntó “en la mayoría de los casos suele ser la madre”, tenga una inserción laboral lo más efectiva posible.

Educación espacial y educación ordinaria

En el apartado dedicado a Educación, el presidente del CEDDD se manifestó en contra de la Ley Orgánica de Modificación de la LOE (LOMLOE), haciendo hincapié en la necesaria coexistencia de la educación especial y la educación ordinaria para favorecer la integración real de las personas con discapacidad. “En España tenemos una tradición de educación especial de más de 50 años, casi 500 centros de educación especial, miles de profesores muy motivados que son grandes profesionales”, enumeró Campabadal, “despreciar toda esta capacidad no nos parece bien”, añadió.

“Muchas veces los chicos que van a la educación especial vienen de la ordinaria, porque la ordinaria no ha sido capaz de gestionar ciertas cosas que le pasa a un niño con discapacidad”

Más allá del ámbito profesional, el máximo representante del CEDDD expuso que “no todos los niños tienen la misma discapacidad ni el mismo grado de discapacidad” y que, “muchas veces los chicos que van a la educación especial vienen de la ordinaria, porque la ordinaria no ha sido capaz de gestionar ciertas cosas que le pasa a un niño con discapacidad”. Por tanto, defendió, la entidad que preside está a favor de mantener la educación especial como una opción inclusiva más. Especialmente, cuando la Constitución reconoce en su artículo 27 el derecho de los padres a “elegir la educación que quieran para sus hijos”, apostilló.

Por encima de todo, prosiguió Campabadal, “se ha de defender la felicidad del menor”. En este sentido, el presidente del CEDDD se refirió a la exclusión personal y social que sufre en muchos casos el menor en la escuela ordinaria.

Empleo y discapacidad

El siguiente punto abordado por Albert Campabadal fue el de Empleo y Discapacidad, donde expuso que la tasa de empleo de las personas con discapacidad en España es del 25%. “Es decir, de cada cuatro personas con discapacidad, solo trabaja una”, declaró. Datos que empeoran en el caso de colectivos con especiales dificultades (discapacidad intelectual o grados de discapacidad física o sensorial por encima del 65%), colectivo en el que solo trabaja entre un 10% y un 11% de las personas.

Campabadal se refirió entonces al cambio introducido en 2017 en la Ley de Contratos Públicos, que en su opinión discrimina a más de la mitad de los Centros Especiales de Empleo (CEE) que operan actualmente en España. Según sus datos, en España hay unos 2100 CEEs que dan trabajo a unas 113.000 personas. De ellos, unos 700 son definidos como de iniciativa social hay 700 y el resto, más del doble son de iniciativa privada. “La Ley de Contratos Públicos de 2017 creo la figura de centros de iniciativa social, que no existía, y pese a que llevábamos 35 años de pacífica convivencia, favoreció a este tipo de centros en la licitación de contrataciones frente a los de iniciativa privada”, explicó el presidente del CEDDD.

“Hay una vulneración de los derechos de las personas que trabajan en los Centros Especiales de Empleo de iniciativa social”

Campabadal denunció también que estos cambios en la legislación han introducido una doble escala salarial, ya que los trabajadores de los llamados CEE de iniciativa social perciben un salario menor que sus compañeros del resto de CEE pese a realizar el mismo trabajo ’, Así, afirmó el máximo representante del CEDDD, “hay una vulneración de los derechos de las personas que trabajan en los Centros Especiales de Empleo de iniciativa social” y reclamó igualdad de oportunidades para todos los Centros Especiales de Empleo al realizar todos ellos la misma función: la integración sociolaboral de las personas con discapacidad.

Salud y accesibilidad

Antes de finalizar el tiempo de intervención, Albert Campabadal pidió en nombre de CEDDD un Plan Nacional contra el Suicidio y el establecimiento de protocolos de detección. “A salud mental se dedican muy pocos recursos y es un tema muy grave, porque en España mueren al día 10 personas por suicidio”, asestó.

“La persona tiene que ser el centro de todo y ha de poder elegir opciones en cuanto a servicios que le son más interesantes»

Posteriormente, se refirió a otros temas no menos importantes como la necesidad de seguir trabajando por la Accesibilidad Universal, en la cual la Accesibilidad Cognitiva es una asignatura pendiente; la reducción del IVA social al 4% y el cumplimiento de la ley de Dependencia, demandando que el Estado aporte el 50% a las autonomías de dotación presupuestaria, que se alcance el 2% del PIB en la dotación presupuestaria y, sobre todo, que las personas pendientes de valoración sean valoradas lo antes posible.

“La persona tiene que ser el centro de todo y ha de poder elegir opciones en cuanto a servicios que le son más interesantes; y el Estado debe procurar que la persona tenga libertad de elección”, concluyó el presidente del CEDDD.

Diseño y Desarrollo web  OCOM Webs & Media Projects

Ir al contenido

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más info

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar